Diario del Ilustrado (2). Las tribulaciones de un madrileño que nunca vino a Teruel!

Con actividades para todas las edades nos propone el festival lanzarnos a las soleadas calles turolenses. Me hablan muy bien de los talleres grafiteros, pero servidora quiere ver a Javier Mariscal en el vetusto y recoleto Cine Maravillas. Un acierto haber contado con su presencia. Su charla sobre el proceso creativo, sus influencias y sus plagios me muestran un universo mayor que sus archiconocidos Cobi y Chico y Rita.

Es el momento de conocer La Fonda del Tozal y ver el enchufado concierto que se marcan los MORIRÁN TODOS! ante una audiencia variada. No se quien se divirtió más, si los allí congregados o la banda, que dio todo lo que tenían y disfrutaron de lo lindo con canciones propias y ajenas. Disfrute compartido vale por dos.

Es obligatorio hacerlo bien, y comer en grupo, pasear y descansar será el paso previo para volver al recinto a por la apetecible segunda jornada. De entrada ya se nota que ha aumentado algo la audiencia y el sonido está mucho más ajustado. Se agradece.

Los CHOCABEAT muestran su concepto de rap y free style a un personal que se reparte entre los que siguen su juego y los que no terminan de entender su propuesta. Eso sí, sobre el escenario hay más gente que en la guerra.

THE BALLAGUERS sorprenden a más de uno con la variedad de su propuesta. Con muchas ganas de ganarse al personal, van de las canciones propias a las ajenas con una facilidad pasmosa. Seguiré sus pasos.

Y llega el turno para los BLACK ISLANDS, de los que diré aquello de ¿por qué no les he visto antes? Directo contundente, un cantante con actitud y carisma arrolladores, guitarras aceleradas hasta rozar shoegaze….un gozo, oigan. Y letras entendibles en castellano, que no es poco.

La CLARENCE BEKKER BAND prometía desde el principio. Cantante negro old-school (aunque fuera vestido como un repartidor de UPS) y arropado por una virtuosa banda (antológicos solos del guitarra principal). Nos dieron un repertorio de grandes canciones de todos los tiempos tamizadas por su estilo. Me quedo con el Purple Rain que se marcaron y el baño de masas que se pegó el cantante. Diversión garantizada.

Y el broche final era para AURORA y sus BETRAYERS. No es posible referenciarles sin alabar la actitud y carisma de su líder, nuestra Chrissie Hynde, cuando no nuestra Florence Welch. La banda luce muchísimo, sobre todo en esas fases más próximas a la psicodelia, pero uno no puede dejar de mirar sus interpretaciones en escena y su personalísima voz. Lo dieron todo, lo recibimos todo…..y aún así nos quedamos con ganas de que la fiesta durara un poco más.

Y no me olvido de DJ Panko, que volvió a “ilustrarnos” sobre cómo hacer divertido el arte de las transiciones entre bandas. Bravo.

Espero poder ver la cuarta edición de este festival creado con mucho esfuerzo en una localidad que merece más nuestra atención. Larga vida al Teruel Ilustrado!

Jose Alberto Sanchez Lamata.

 

 

 

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment