Angel Olsen se mete en lo hondo… Guitar Fest BCN (Sala Barts, 9/5/18)

La presentación de su disco “Phases” en la sala Barts de Barcelona nos enseña la cara profunda de la norteamericana.

El concierto de Angel Olsen era esperado como una de las sensaciones de la temporada. Portadas en las revistas más prestigiosas, entrevistas en las secciones de cultura de la prensa escrita, todos los focos puestos en una artista a la que muchos nos agarramos como un clavo ardiendo. Queremos que nos guste, queremos que sea lo que queremos que sea, queremos tener un referente, alguien que nos saque de la inanidad, de lo prefabricado, de lo uniforme. Queremos recuperar la ilusión de ver y sentir que alguien canta algo que de verdad se está creyendo. Y queremos creer que Angel Olsen lo hace. Las críticas musicales son subjetivas, yo creo que lo hace, quiero creer que lo hace. Desde el momento en el que soy capaz de encontrar mi butaca en la Sala Barts y sentarme, hasta que me levanto para escuchar su único bis de pie, creo que ha conseguido llevarme al lugar que yo quería viajar.

Angel Olsen llegó a Barcelona para presentar su disco “Phases”. Un disco que recoge rarezas, versiones y descartes de su anterior trabajo “My Woman” con el que se ha labrado un nombre en la particular escena de la música independiente, ávida de encontrar nuevos nombres que representen algo de ese espíritu indómito e inclasificable con el que nos gusta identificarnos. Como todos los discos de descartes, contiene altos y bajos, pero también recoge canciones que, interpretadas en directo pueden traspasar al espíritu más férreo.

Minutos antes, Suno Deko había llevado sobre el escenario otra propuesta aún más intimista que la de Olsen pese a acompañarse de una guitarra y también de un aparato electrónico al que ya no llamaremos sintetizador sino otra cosa. Y, sin embargo, Angel Olsen, con una propuesta escénica aún más austera, su guitarra eléctrica y poco más que unos vasos de vino, y con cierto aire de irregularidad en las interpretaciones y las continuas demandas de corrección de desajustes propios en las primeras canciones, acertó en el tiro.

Las canciones de Olsen parecían transitar por ese océano del que hablaba en sus diálogos con el público. Un océano en el que la calma escondía algo que solo puede entender aquel y aquella que quieren adentrarse en un espacio en el que el ruido de la guitarra nos sumerja en… en fin, toda esta palabrería es para decir que la norteamericana es capaz de hacer que con su guitarra y su soberbia voz, nos olvidemos de lo que hay fuera para recogernos en lo que llevamos dentro. Podríamos decir que Angel Olsen se metió en lo hondo.

El lento discurrir de las canciones de Olsen nos acompañaba en una propuesta que combina el aire añejo de la canción americana, una suerte de country lo-fi que no resulta folclóricamente repelente, que incluso durante su interpretación parece auto paródica, cuando cambia las modulaciones de su propia voz para resultar ahora profunda y desgraciadísima, para pasar a ser casi una burla de lo que nos está contando.

Porque lo que nos suele contar Angel Olsen es la historia de quien no consigue hacer entender quién es, pese a que parezca evidente. Una mujer que canta sobre abrirse al amor, sobre lo fácil que sería todo si se pareciera a una llamada de teléfono, sobre huidas hacia delante, sobre sentirse especial. Tan especial como para que pienses que es tu madre. Lástima que no incluyera “Special” en su repertorio ayer. Tampoco incluyó ninguno de los éxitos que la han aupado a ser esa nueva voz que ha de llevarnos allá donde ya parece que nadie nos lleva. Ella misma bromeó sobre lo especial y las peticiones de silencio.

Un concierto de una artista que se mostró irregular en la interpretación, a veces dispersa, finalizando alguno de sus temas a la francesa, pero dejando entre el público la sensación de haber visto algo que no es lo que gusta o no gusta. Algo que se siente. Que te toca o no te toca. Que compartes o no. Lo entiendas o no. Tengas Instagram o no.

 

Antonio Molina.

Fotografías Meritxell Rosell.

 

 

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment