Destroyer homenajea el sonido de los 80 (Bikini, Barcelona 27/11/17).

Dan Bejar acaba de lanzar con su proyecto Destroyer el excelente doceavo álbum de estudio “Ken” (Merge Records, octubre 2017), un viaje al sonido británico de los 80 a través de sintetizadores con canciones más sencillas, diáfanas y cortas, alejándose de estructuras complejas y enrevesadas. Es una apuesta estética por el minimalismo en colaboración con su batería y productor Josh Wells.

En directo, sigue fiel al concepto que inició con el mejor disco de su carrera “Kaputt” (2011). Acompañado de siete músicos, incluyendo saxo, trompeta, guitarras, bajo, batería y teclados, el colaborador y miembro fundador de The New Pornographers volvió a demostrar la majestuosidad poética de sus canciones, creando atmósferas sonoras envolventes, románticas y melancólicas con explosiones eléctricas y finales disonantes provocados por el saxo y la trompeta, que enriquecen, y de qué manera, los patrones rítmicos de las nuevas canciones, que ya suenan a clásicos. “Ken”, es uno de los discos del año.

De las primeras ocho canciones del concierto, seis fueron del nuevo disco, con una banda que enriqueció el sonido electrónico de la grabación mediante nuevas tonalidades y con su líder cantando con muchas más ganas que en recientes visitas. Su fraseo tan característico emocionó más que nunca. Nuevos temas como “Sky’s grey”, “In the morning”, “Tinseltown swimming in blood” y “A light travels down the catwalk” incluso crecen en vivo con un sinfín de detalles extra que no figuran en la grabación.

Fue un placer fijar la atención en cómo cada músico construía desde su instrumento las canciones, mientras Dan Bejar, arrodillado, pensativo y contemplativo, escuchaba atentamente los desarrollos. Posiblemente, los momentos más emotivos fueron los rescates de “Chinatown”, “Poor in love”, “Kaputt”, “Times Square” y la joya de la corona, una “Rubbies” del disco “Destroyer’s Rubies”( 2006) que nos hizo recordar el fan incondicional que somos todos los que consideramos a Destroyer como un grupo de culto, un referente indiscutible del art rock.

Òscar Blanch.

Fotografías Meritxell Rosell.

 

 

 

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment