Lianne La Havas, a la caza del estrellato. Festival del Mil-lenni (Barcelona 3/11/16)

liannelahavasLa cantante británica, con su refinado neo soul, ha conseguido orgullosamente alcanzar la segunda posición en ventas con su segundo trabajo “Blood” (2015) en el Reino Unido, ser la escogida para abrir los conciertos de Coldplay en medio planeta, formar parte del playlist preferido de Barack Obama y ser una protegida bajo el amparo de Prince. Palabras mayores. Aunque todo esto podría o no ser importante si no fuera porque realmente se merece cualquier efusivo elogio, a pesar de que en nuestro país aún sea poco conocida. Lianne tiene madera de estrella, con una capacidad vocal asombrosa, de diferentes tonos y con un control en la modulación magistral. Sin duda, acredita una de las mejores voces de su generación.

Inaugurando una nueva edición del Festival Mil.lenni en la ciudad de Barcelona, y rescatada de su actual gira para ofrecer un único show en solitario en España, la carismática compositora apareció con su guitarra para presentar las bondades de “Blood”(2015) -álbum variado, introspectivo, lleno de aciertos pero también de altibajos- y recuperar las mejores melodías de “Is your love big enough?”(2012), interesante debut que consiguió levantar muchas expectativas. Si algo quedó claro en su directo es que el éxito masivo está a la vuelta de la esquina y que su voz es sobrecogedora, incluso en las canciones más blandas, previsibles y simples. La cantante consigue entusiasmar a un público diverso que participó haciendo coros o chasqueando los dedos como percusionistas corporales.

Canciones como “Green & gold“ -sin duda, su mejor composición-, “Tokyo”, “Don’t wake me up”, o “Au Cinéma” tienen logros melódicos, pero otras palidecen irremediablemente y en algunos tramos se echó en falta canciones de mayor envergadura. Eso sí, cualquier nota que sale de su garganta es de una belleza asombrosa. Aunque si hubo un momento por encima del resto fue la interpretación sentida y sensible de la canción compuesta por Burt Bacharach y Hal David para Dionne Warwick “I say a Little prayer”, popularizada posteriormente en la voz de Aretha Franklin. Que tiemble Janelle Monáe.

 

Òscar Blanch.

 

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment