ELORA: diario de una banda barcelonesa en USA (III)

2015-10-18-17-47-11_decoEntrega número tres de las experiencias, cada vez más interesantes, de Marco Morgione y su Banda Elora de gira por los USA.

Lunes 19 de octubre 2015.

Nos despertamos en Virginia Beach, en casa de Dave. Una casa típicamente americana con jardín y garaje. Fuera solo hay carretera y verde, mucho verde. Árboles y jardines adornados para Halloween, ardillas y cuervos por todas partes. La casa por dentro parece un museo de Star Wars. Está llena de cuadros frikis, guitarras en cada esquina, montañas de vinilos (¡más de 12000!) y cantidades industriales de casetes. Dave hace copias de casetes para su sello y para otros grupos también.

2015-10-22-15-35-46_decoHemos dormido 12 horas. Los últimos dos días han sido durísimos, desde Boston 16 horas de autobús en total, 2 conciertos, comida basura, sin dormir… y además empieza a hacer frío.
Aquí conocemos al otro Dave, el que a partir de ahora nos hará de conductor. Un tipo simpático, barbudo y motivado, típicamente americano, que no para de hablar y habla con vocecitas y frases de personajes de televisión que aquí deben ser clásicos. Los dos Daves juntos me recuerdan a Beavis & Butthead. Ahora somos dos Dave, dos Dani, y yo, la confusión está asegurada ya que ninguno tiene apodo, por ahora. Tiramos de telepatía.
Esta mañana el plan es desayunar, ir a ver sus colecciones de pedales y guitarras (tienen entre los dos casi 250 pedales y 50 guitarras!). Luego iremos a ver tiendas de guitarras e instrumentos de segunda mano.
Desayunamos a las 15:00h. El nuevo Dave pide pancakes con huevos bacón y salchichas extra y le pone ketchup y sirope de fresa a todo, así, mezclado. Una delicatesen, vamos.

Martes 20 de octubre.

Aquí tenemos que hacer todo en coche. Es rollo áreas de servicio y autopista todo el rato. Cosa que hasta ahora no habíamos encontrado en las ciudades más al norte. Conocemos por fin un tipo que Dave nos ha imitado durante días y días, su frase insignia es “this piece of shiiiiit”, con voz muy nasal e irritante… y es realmente desconcertante el parecido jajaja.
Por la noche tocamos en Norfolk, en el sitio más decadente que hemos visto hasta ahora: el Pancho & Luigi un pub/restaurante de tacos y pizzas con un enorme escenario en medio del comedor. Aquí en los 90’s tocaron Green Day. Como todos los sitios en los que hemos tocado hay muy poca luz. Y es tan decadente que ni hay ingeniero de sonido y me toca a mí sonorizar también las otras tres bandas. Realmente muy buenas las tres, dos locales y una de Canadá. Tocamos últimos, nos piden bises y vendemos unas cuantas camisetas.
Y con este llegamos al ecuador de nuestra gira: 11 conciertos hechos, y 11 que nos faltan por hacer. Cada día nos divertimos más tocando y tenemos más ganas de tocar… ¿cuando volvamos echaremos de menos hacer conciertos cada día?

2015-10-22-00-15-36_deco

Miércoles 21 de octubre.

Con 4 horas de retraso salimos de Virginia Beach en furgo rumbo a Winston Salem, Carolina del Norte. Dave manager, sigue haciendo todo con un tronco-móvil de los 90: se niega a tener un smartphone.
En la furgo suenan The Stooges, Dinosaur Jr, Girls Against Boys, Motorhead, Death Kennedys, Low, Yeah Yeah Yeahs, The Doors y los Beatles. La furgoneta es una pasada, una Chrysler súper moderna, hasta tiene televisión con dvd.
El trayecto de carretera entre Virginia y Carolina del Norte es de lo más precioso visto hasta ahora. Verde, todo el rato verde, casas enormes de madera y lagos de vez en cuando. Precioso. ¿Será así todo el sur?

2015-10-22-15-32-28_decoLlegamos a Wintson Salem después de unas 5 horas metidos como anchoas en la furgo.
La sala The Garage es realmente muy evocadora y tiene un ventilador gigante en medio que parece una hélice gigante de avión. Es miércoles, hay mucha gente y hacemos nuestro mejor concierto hasta la fecha. Tocamos segundos de 4, la gente se acerca y nos felicita, sobre todo por sonar contundentes y tener un sonido diferente, dicen. Hasta el encargado nos felicita y nos invita a birras. Aquí en EEUU no hay consumiciones para las bandas, como mucho te hacen descuento si tocas. Las birras suelen costar entre 5$ y 8$ y a veces son latas. Solo en Philadelphia nos dieron 2 latas gratis.
Las otras 3 bandas suenan increíblemente bien. Los cabezas de cartel vienen de Kansas City. Dormimos en un Motel 6 en medio de la carretera y de nuevo hace calor. Mañana iremos hacia Carolina del Sur.

 

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment