Caustic Roll Dave, el hombre del “blues cavernoso”, sigue creciendo con “Approaching Noise”

CausticAproachingNoiseCoverEl hombre enigmático de sombrero y gafas oscuras, el hombre del blues cavernoso y del sonido crudo ha vuelto. Después de “Long Term Music”, su sorprendente selfmade debut hace ya tres años, vuelve desde las catacumbas del blues y de la música de raíz (unas catacumbas con acceso a la conexión de sus múltiples cachivaches sonoros) Caustic Roll Dave con un nuevo disco bajo el brazo llamado “Approaching Noise”, publicado como el anterior bajo el sello de Philatelia Records.

Hablamos de un nuevo trabajo que rezuma a Caustic por los cuatro costados, sigue explorando todos los caminos que salen desde el blues, algunos le llevan a décadas pasadas y otros se adelantan al futuro para alcanzar, para facturar, una música con una sola etiqueta, la suya, en una segunda entrega que aún siguiendo el camino ya trazado se diferencia de la primera por una mejor producción.

El disco comienza con “What We Understand”, un golpe seco sobre la mesa que aún trasladándonos a los campos de algodón, con ese espíritu ancestral, al caos de las grandes ciudades del norte, es un poderoso tema de gran base rítmica que tiene la virtud de poder encandilar a melómanos vengan del “estilo” que vengan. “You’ve Got Your Silver, You’ve Got Your Gold” nos recuerda que el Rock’n’Roll no tiene precio, con ese sampler de voz machacón y ese deje Waitsiano. “Thoughts Send Him Down” parte de un bajo monoacorde de un Casiotone de 5ª mano y una guitarra infectada del veneno de Mr Richards. La sorpresa en forma de invitado de lujo llega en ese “Restart”, dónde una narcótica guitarra tocada por Pedro de Dios de Guadalupe Plata convive con scratches hip hoperos y unos primeros acordes que recuerdan aquel lejano “Loser” de Beck o la propia de Caustic “Lord, don’t wanna die alone” (single del primer trabajo).

Otro cambio inesperado viene con “Reality Falls”, jazz cinematográfico con ecos a lo Dead Combo. “Low Cost Countdown Beat” es un trallazo de rythm’n’blues, pero con tratamiento rítmico que parece engendrado por Alec Empire. Si alguien, alguna vez pensó en un estilo que se llamara blues industrial, “Many Pigs” sería la canción definitiva. Bassbeats distorsionados, unas harmónicas de ultratumba, un banjo minimalista y una voz mandando a políticos, banqueros y demás cerdos a la mierda. La contundente “My Fall”, es poco más de un minuto en caída libre. Brutal. También hay sitio para sonidos más tradicionales como “Into The Void”, o la tabernera Looking For Something That I Never Had”. La atmosférica y envolvente “Paranoid Blues” nos transporta a dimensiones siderales y stonianas. La preciosa “Recognize”nos muestra un Caustic Roll Dave casi folkie y “Oh Yes It Does” cierra el disco rescatando la esencia de las viejas grabaciones de Alan Lomax, pasadas por el filtro cáustico con crescendo final. Ideal para cerrar el disco.

Repiten en la producción Fer Acosta y el propio Caustic Roll Dave, quienes han grabado y mezclado el disco en Barcelona, y se encarga de la masterización Mike Mariconda desde su estudio actual en Austin (Texas, USA).

 

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment