The Last Three Lines desvelan parte de su plan con el EP «New songs for old rites»

Thelast3Nov13The Last Three Lines son una banda muy peculiar y por tanto hay que entender que sus canciones sean muy peculiares. En su caso el ‘cómo’ importa mucho, en el sentido de que pueden llegar a suscitarnos indiferencia o cautivarnos, según la forma en que los escuchemos por primera vez. Entre los contras corren el riesgo razonable de ser considerados como un grupo más entre los miles de millones a nuestro alcance, pasar desapercibidos por el tipo de rock que hacen; pero a la vez, su grandeza es rápidamente identificable si se les escucha con atención sincera, o bien en directo.

Consideraciones subjetivas aparte, a ellos parece no afectarles ese mal musical de nuestros días que sufren grandes grupos, esa falta de elegancia a la hora de evolucionar que ha conseguido estrellar hasta a las estrellas más rutilantes en los últimos años. The Last Three Lines sigue la línea de los que innovan sin miedo a alejarse de lo que una vez fueron, e incluso a veces se permiten volver sutilmente atrás en sus nuevos trabajos.

No está mal repasar un poco su historia para los que se acaban de incorporar: partiendo del Garage Rock de libro y la Psicodelia, debutaron con «You are a deep forest» en 2008; su salto cualitativo llegó años después con «Visions of Oniria» (2011), un segundo disco muy compacto en el que encauzaron la rabia semi Punk que tenían con mucha clase y Folk. Y llegados a 2013, se prodigan sin medida, ya que a principios de año publicaron el Ep acústico «Leafless» y acaban de regalarnos literalmente «New Songs for old rites» (Aloud Music).

Este último Ep está compuesto de 5 canciones que destilan épica, significado y sobresaltos. El curioso compendio de sonidos funciona como un tránsito que comienza despacio con «Light under skin» y que cambia de luz con «Undisclosed paths» repleto de coros del apocalipsis y guitarras que luchan por el protagonismo. La calma con la que empieza «Colorblind» dura poco y en ella se adivinan referencia setenteras, que dan paso a «Home«, un poco más determinante y con distorsiones; terminan el Ep con «Ghost in disguise«, una aceptable continuación que no sobresale por encima de los demás temas.

En conclusión, aunque intensas, me atrevería a decir que éstas son puras canciones de EP y que guardan la sorpresa para más adelante. El postureo ha hecho mucho daño, en cuanto a que ya no suena tan impresionante escuchar que han salido de gira con Layabouts, Red Blood Shoes o Placebo, a pesar del gran mérito que les concedo personalmente. Sin embargo creo que The Last Three Lines aporta un trabajo a la altura en calidad técnica y complejidad, digno de convencer a los más exigentes -y objetivos- «críticos«, si es que se paran a escucharles entre tanto ruido.

http://thelast3lines.bandcamp.com/music

Mary Red (@SrtaRed).

No related content found.

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment