«Second life for Edwyn Collins» [La 2] ( Barcelona 24/3/13)

DSC_0042Pocos artistas generan tanto respeto y admiración como Edwyn Collins. Si a lo largo de nuestra existencia el devenir de la vida nos transforma en diferentes versiones de uno mismo, Mr Collins ha mutado en más de una ocasión; en lo musical, formando parte de una de las bandas de culto del pop rock creada en 1979 como fue Orange Juice para posteriormente, después de su disolución, enprender su carrera en solitario, y en lo personal, debido a dos hemorragias cerebrales que sufrió en 2005, que lo dejaron parcialmente sin habla y con problemas de movilidad. Edwyn Collins es un mito, una figura del pop británico reivindicada por multitud de bandas que veneran su legado. Pero además, el músico escocés es un luchador, un individuo que ha utilizado su música como terapia de rehabilitación, un ser perseverante capaz de sobreponerse, y de qué manera, a sus imposibilidades físicas.

DSC_0065La emoción de verle actuar en el Primavera Club 2010 aún perdura en nuestra memoria, una gesta emotiva al alcance de pocos. Y, si a ello le sumábamos la grandeza compositiva de «Losing sleep«(2010), el éxtasis era máximo. Pues bien, tres años mas tarde, ha vuelto Mr Collins a España para presentar las nuevas canciones de «Understated«, compendio de pop emotivo salpicado con apuntes soul, brillante e inspirado y que reafirma a Collins como un gran compositor en la escritura musical. Temas como «Dilemma» y «Down the line«, ambas interpretadas en el concierto, dan fe de ello. Pero en ésta ocasión, más que presentar su nuevo álbum, el Sr Collins optó por ofrecer lo mas granado de su larga trayectoria, escogiendo un repertorio magistral alternando piezas de Orange Juice con canciones previas y posteriores a ése hit descomunal que fue «A girl like you«, adictiva pieza casi mainstream archiconocida en todo el hemisferio y que interpretó a pie casi con el puño en alza, y, como era de preveer, se convirtió en el momento mas emocionante del set.

DSC_0034

En esta ocasión, el ex Orange Juice se ha secundado de James Walbourne a las guitarras y Carwyn Ellis (Colorama), al teclado y guitarra, sentados y alineados modo formacion flamenca, para proponer una actuación mas cercana y envolvente, y contra pronóstico, tan adrenalítica y explosiva como la de su última visita al citado Primavera Club. Cabe señalar la maestría de sus dos músicos acompañantes, absolutamente colosales, que por sí mismos, deberían tener el público rendido a sus pies; James Walbourne ha colaborado con infinidad de bandas, como The Pretenders, y rasguea la guitarra con una enjundia asombrosa; a su vez, Carwyn Ellis, que ofreció un breve set como Colorama, posee una voz virtuosa y una delicadeza inusual, tótems sabiamente escogidos por un Collins, que bajo mi parecer, está cantando con más fuerza e intensidad que antaño, auténticos logros de una larga y costosa rehabilitación. Además, presentó con orgullo y satisfación -nunca mejor dicho- cada uno de los temas escogidos para trazar una retrospectiva desde sus inicios hasta la actualidad, y en éste sentido, redescubrir «Falling and laughing» , «Consolation prize» o «Rip it up» de Orange Juice, o retornar a su afamado disco «Gorgeous George» con piezas como «Make me feel again» y «Low expectations» encandila y revitaliza. Definitivamente, segunda larga vida al que fuera y es uno de los verdaderos gentlemans de los últimos treinta años. Un brindis de whisky escocés a su salud, y a la de todos.

 

Òscar Blanch.

Fotografías Meritxell Rosell

No related content found.

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

1 Comments

  1. Anna dice:

    Sorprendente la crítica, me he encanta como está escrito.

Leave a Comment