El mestizaje de Calexico (Apolo 11/11/12)

Después de casi cuatro años de ausencia por nuestros escenarios, el retorno de Calexico, con su inspiradísimo último trabajo «Algiers«, generó expectación y entusiasmo a un público deseoso por volver a degustar su ecléctico rock fronterizo. John Convertino y Joey Burns son apuesta segura, y en directo magnifican su propuesta con clase y elegancia. Sus recitales exploran todas sus señas de identidad, desde el rock y el country puramente americano a la revisitación personal del sonido mariachi y del son cubano. Si a todo ello le sumas la colaboración de Amparo Sánchez (ex-Amparanoia) en vivo, el confeti está asegurado.

Acompañados de unos músicos inmejorables (con la compañia del cada vez mejor Jairo Zavala), Calexico abordó la mayoria de canciones de «Algiers», la inicial «Epic«, la mayúscula «Splitter«, la elegante «The Vanishing mind» (último bis), la mestiza «Puerto«, o la cálida «Maybe on Monday«, interpretadas magistralmente, aunque la emoción pura llegó con «Para«, mágica y triste como pocas. Mención especial para «Dead moon«, editada en una edición especial.

También recuperaron «Victor Jara’s hands«, «Inspiración» y «Two silver trees» de su anterior «Carried to dust» y una «Minas de cobre» del disco «The black light» con unos metales explosivos y festivos. Para redondear la fiesta se apuntó, como no, la recurrente y citada anteriormente Amparo Sánchez en «Roka«, «Inspiración«, «Güero canelo» y un tema llamado «Muchacho» que no tocaban desde 2003. Público enfervorizado y alguna que otra animadversión a ésta colaboración demasiado reiterativa. Calexico disfruta con AmparoDepedro, no hay duda alguna.

También cayó, una vez más, su ya clásica versión del «Alone again or» de Love y la de «Corona» de Minutemen, de su Ep «Convict Pool». Aunque el momento más emocionante de la noche fue el cover de Gillian Welch «Look at Miss Ohio» con los teloneros Blind Pilot (apúntense éste nombre), delicado y sublime. En definitiva, un setlist con más de veinte temas con paradas en todos sus estilos sonoros y en todas sus influencias. Después de dos horas de agitación sólo quedaba agradecer, una vez más, la calidad y la generosidad de un grupo único y con un sello distintivo. Joey Burns y John Convertino se han convertido con el paso de los años en una referencia indispensable para entender el actual rock americano y sus diferentes expresiones. ¡Que vuelvan!

– A destacar: la inalterable intensidad del grupo y la forma de entender el directo.

– A olvidar: cierta sensación de déjà vu y una Amparo Sánchez meritoria pero cansina.

 

Òscar Blanch.

Fotografías Meritxell Rosell.

 

No related content found.

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment