Low Cost, día 3; Kasabian, Vetust Morla, Kakkmaddafakka, LHR….

Del último día de festival en Benidorm destacaríamos sin por ello desmerecer al resto a tres nombres, Kasabian, Vetusta Morla y Kakkmaddafakka. Los de Leicester protagonizaron probablemente el mejor concierto de esta 4ª edición del Low Cost. Sabían que se les esperaba y conscientes de ello pusieron desde el primer minuto su británico saber hacer en pos de un gran espectáculo musical que no dejó de reglarnos continuamente guiños “Gallagherianos”. Tom Meighan gafas negras durante prácticamente toda la actuación y Sergio Pizzorno con su habitual camiseta de tirantes y su melena causa estragos entre las nenas, comandaron un efectivo show de principio a fin con la practica totalidad de sus hits, “Club Foot” mediante, de estos últimos años. Después de un participativo bis y un beso en la boca incluido de los dos “capos”, Meighan volvió a salir para tararear a capella él solito “She loves you” de los abuelos de todos los brits, los Beatles.

El domingo fue sin duda el día grande del escenario Budweiser. A primera hora el buen hacer de The New Raemon satisfacía al todavía poco público presente y es que llegar puntual un tercer día de festival es complicado. Después del barcelonés salieron los valencianos La Habitación Roja que nos obsequiaron con uno de sus mejores directos. Jorge Martí y los suyos se mostraron contentos y pletóricos, cantaron su repertorio habitual, ese de cortarte las venas si prestas atención a las letras, preciosas todas ellas, pero con una inusitada fuerza y potencia en un in crescendo final que acabó con su último hit “Ayer”. Antes tuvieron tiempo para dedicar “Cajas Tristes” a una fan y su novio, hacernos pasar por el siempre melancólico “Febrero” y despertarnos político/socialmente, porque como dijo Martí “joder, que nos están jodiendo y ¡¡somos más!!”.

Vetusta Morla cumplió con su cometido, el de plasmar sobre el escenario que si son considerados como una de las mejores bandas indies del momento no es por capricho de alguien, si no por unos grandes temas que en directo crecen y crecen de la mano de Pucho, siempre mejor cuantos menos comentarios hace. Sigue siendo una realidad que si bien todo el mundo se sabe los temas de “Mapas” los más celebrados siguen siendo los de “Un día en el mundo”. Después de la sobriedad y perfección de los madrileños llegó la fiesta y el desfase de los noruegos Kakkmaddafakka que lo volvieron a hacer, volvieron a poner patas arriba un escenario español, con ellos bailó y saltó hasta el cartel de Budweiser sin importar si la gente conocía su temas (la mayoría se sabía su “Restless” y poco más), o si le agrada más o menos el disco. A día de hoy estos nórdicos son una apuesta segura, próxima parada Arenal Sound.

Del escenario Lower destacaremos el siempre festivo directo de Bigott, aunque por horario poco pudimos ver. A quien si pudimos ver por primera vez era a Jero Romero. Tenía mis dudas de cómo resultaría un directo de Jero y los suyos ya que no las tenía todas conmigo de que su precioso álbum debut “Cabeza de León” encajara en un festival. El resultado fue optimo y curioso visualmente ya que Jero y sus cuatro acompañantes, se colocaron justo en el medio del escenario bien juntitos, se podían tocar al mover los instrumentos, en apenas cinco metros y parapetados por los lados de los múltiples amplis.

Era ya muy tarde, los últimos compases de los Buffetlibre, cuando nos íbamos del recinto por última vez con la sensación de haber estado una vez más en un gran festival que crece sin desbordarse, pero ya limitado en aforo y espacios para próximos “estirones”. Como dice el slogan de este año “No esperes a viejo para ir a Benidorm”.

 

Jordi Prats.

Fotos propiedad de Low Cost Festival

No related content found.

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment