BBK Live 2012: Éxito rotundo

Durante los días 12, 13 y 14 de julio, se ha celebrado en Bilbao la 7ª edición del BBK Live. Cada año consigue reunir a una mayor cantidad de público, gracias a la fórmula de buena música y diversión al aire libre dentro del recinto de Kobetamendi.

Desde aquí deseamos felicitar a la organización por el éxito cosechado, ya que se ha registrado el mayor número de asistentes de toda la historia de este festival, llegando casi a las 110.000 personas entre los 3 días. No se ha superado el record de asistencia para un día (sigue imbatido el de Metallica en 2007, con 39.740 personas), aunque Radiohead ha estado muy cerca de lograrlo. Sin duda, éste será otro reto para el próximo año.

Una buena organización ha permitido que tantas personas (36.842 el jueves, 39.476 el viernes y 32.860 el sábado) vivieran una experiencia inolvidable sin que se hayan producido incidencias dignas de mención, únicamente un retraso en el inicio de The Cure debido a problemas técnicos y un pequeño fallo de sonido durante el concierto de Garbage.

Jueves 12 de Julio de 2012

La edición de este año se inauguró con el fresco grupo portugués The Gift que desplegó toda su fuerza y energía transmitiendo al público vitalidad, felicidad y optimismo. Sonia Tavares dió muestra en el escenario de su amplio registro de vocal, implícita teatralidad y notable dramatismo, que dio profundidad a la explosión de colores, luz y alegría de la sintonía musical de la banda. Llamó la atención la acertada y original combinación de estilos, sonidos y efectos. En la puesta en escena destacó el contraste cromático entre la indumentaria de la vocal, con futurista vestido negro y la sencillez y colorido del resto de la banda. El público pudo disfrutar de canciones incluidas dentro de su disco «Explode« y de su nuevo trabajo «Primavera«.

El siguiente grupo en ocupar el escenario principal en la primera jornada, fue el exitoso trío británico de rock alternativo Band of Skulls. El numeroso público asistente vibró ante el espectacular concierto ofrecido por el que fue uno de los grupos más agresivos de rock del festival y que derrochó energía en el escenario concediendo potentes sonidos de guitarras eléctricas y batería guiados por las sincronizadas voces de Russell Marsdeny (guitarra) y Emma Richardson (bajo). Éxitos tan rotundos como «I Know What I Am« perteneciente a su primer álbum «Baby Doll Face Darling Honey« fueron coreados por unos asistentes contagiados por el entusiasmo emanado por la banda. Asimismo sonaron canciones de su segundo y último trabajo «Sweet Sour«, publicado el pasado mes de febrero.

Snow Patrol fue, sin duda, uno de los grupos más esperados del festival. La banda escocesa no decepcionó a un público que acudía con grandes expectativas, brindando uno de los mejores conciertos de la jornada. Durante una hora se pudieron escuchar de forma impecable numerosos éxitos como «Open Your Eyes», «Take Back The City», «Chasing Cars«, así como temas de su último trabajo «Fallen Empires«, puesto a la venta el pasado mes de noviembre destacando la canción «Called Out In The Dark«.

En el momento más álgido, y tras un retraso de 30 minutos de la hora indicada por la organización del concierto, el mismísimo Robert Smith, vocalista y guitarrista de la banda, informó sobre problemas técnicos que retrasarían el concierto unos minutos. Con todo el arrojo y profesionalidad que sólo en artistas de la talla de Robert Smith se puede encontrar compensó con creces a un público expectante e impaciente, ofreciendo la primicia de un concierto constituido por un repertorio de tres canciones. Con tan sólo su voz acompañada por una guitarra acústica deleitó a los asistentes con «Three imaginary boys», «Fire in Cairo» y «Boys don’t cry». A continuación y con la banda ya al completo comenzó un espectacular concierto en el que sonarían los éxitos más importantes de la banda como: «Lubally«, «Clos to Me«, «Friday I´m in Love«, «A Forest«, «Just Like Heaven» dejando a todos los asistentes con buen sabor de boca y dejando de manifiesto por qué esta banda es una leyenda.

Además, también hemos podido asistir a las actuaciones de los granadinos Lori Meyers, The Maccabees, con Orlando Weeks al frente y los británicos Young Guns.

Viernes 13 de Julio de 2012  

La apertura del día fue realizada por Zea Mays en el escenario 1, grupo bilbaíno que se encuentra en un momento espléndido de forma, tras la grabación de su sexto trabajo “Era”. Durante el primer tema la voz de Aiora Renteria estaba mezclada muy baja de volumen, pero rápidamente fue rectificado por el técnico de sonido, que incrementó también la cantidad de reverb. A partir de ahí, el grupo sonó con mucha fuerza hasta el final

Mientras, la banda mexicana Zoé se encargaba de hacer lo propio con los seguidores del escenario 3. Irradiaban frescura, buen hacer y energía, conectando rápidamente con un público entregado. Han sido precursores del movimiento indie en México, consagrándose en la escena mundial con álbumes como «Rocanlover» en 2003, o el más reciente «MTV Unplugged» (2011).

Al escenario 2 llegaron Noah & The Whale con ganas de pasárselo bien. Supieron contagiar este sentimiento al público, que coreó temas como «5 Years Time«, mientras continuaban sin perder la elegancia en la puesta en escena que les caracteriza. La banda londinense aprovechó para apostar por su último trabajo «Last Night in Earth«, con una fusión de indie, punk, folk y rock muy acertada.

Ya de vuelta en el escenario 1, Mumford & Sons hicieron su aparición con una fusión de folk, rock inglés, country y bluegrass. Temas como «Lover of The Light« y «Winter Winds» bajaron el grado de intensidad del día, aunque fomentaron la participación del público en un recital que fue ganando adeptos a lo largo de su actuación, y a medida que subían el tempo de las canciones.

Volviendo al escenario 2, The Kooks ofrecieron un buen set list, con temas directos y con  mucha fuerza. El sonido distorsionado de sus guitarras se acoplaba perfectamente con la energía vocal del líder de esta formación inglesa. Interpretaron temas de la talla de «Naive« y «Junk of the Heart«, que el público coreó. Es destacable la presencia de público inglés en el festival, lo que ha ayudado a arropar a los numerosos grupos de origen inglés que actuaron durante el BBK Live, tal y como también ha sucedido con The Kooks

En el escenario 1, Four Tet puso la nota dance de la tarde, que llegó de manos de Kieran Hebden. Fusionó a la perfección free jazz, soul y psicodelia, mientras que en el escenario 3 Awolnation mantenía el carácter más rockero del festival, interpretando temas como «Not Your Fault» o «Sail», que rápidamente conectaron con el público asistente.

Radiohead era el esperado plato fuerte de la noche, actuando sobre el escenario 1. Fueron los responsables de alcanzar el mayor aforo de los tres días de festival. Comenzaron con «Bloom«, emprendiendo un viaje de sensaciones a través de cortes como «Myxomatosis», «I Might be Wrong», «Lotus Flower», «There There» o «Karma Police», hasta completar un total de 2 horas de concierto sin desperdicio y sin interrupciones. El juego de imágenes y luces desplegado durante toda la actuación ayudó a crear una atmósfera envolvente en torno a cada uno de los temas interpretados y coreados por todo el público. Una vez alcanzado el ecuador de la actuación, la lluvia hizo presencia y comenzaron a caer las primeras gotas procedentes de un cielo encapotado, aunque nadie del público abandonó su sitio. Vino a la mente de los asistentes más veteranos la copiosa lluvia que tampoco pudo eclipsar a REM en Bilbao en la edición de 2008, aunque a costa de una de las mayores mojaduras que se recuerdan. Por fortuna, la lluvia no fue a más y respetó a los cabeza de cartel indiscutibles de la jornada. Los de Abingdon escogieron «Everything In Its Right Place» para cerrar el primer bis y «Paranoid Android» para un segundo bis y cierre del concierto. Echamos de menos que no apareciera «Creep» en el set list, esperaremos poder verlo en futuras actuaciones de la banda.

Sábado 14 de julio de 2012  

Corizonas fueron los encargados de inaugurar el tercer día sobre el escenario 1. Esta inusual formación surgida de la fusión de dos bandas tan dispares como Arizona Baby y Los Coronas ha ofrecido una divertida y entusiasta puesta en escena que hizo vibrar a todo el público con una propuesta de rock, country y folk enérgico. Trompeta, guitarra eléctrica, guitarras acústicas, batería y bajo eléctrico o contrabajo (según el tema) han sido los responsables de uno de los momentos más festivos, con la entrega tanto de los asistentes como de los músicos de la banda, con protagonismo como es habitual para Javier Vielba (cantante) que bajó del escenario y atravesó el público hasta llegar a la mesa del técnico de sonido, en medio del fervor popular. Como colofón, se permitieron una buena versión de «Wish You Were Here» de Pink Floyd.

Eli “Paperboy” Reed prosiguió en el escenario 2 con una oferta de Soul y Rythm & Blues con un sonido muy fresco. Grandes músicos de sesión acompañan a Eli a lo largo de su gira mundial, aportando ritmos muy bailables que ensamblan perfectamente con la voz de este vocalista autodidacta de voz negra, nacido en Boston.

The View salió al escenario 1 antes del anochecer. Deleitó a todos los asistentes con canciones rápidas y directas, aunque en algunas ocasiones se echara de menos una mayor riqueza de partes en la estructura de alguna canción. Con «So Long», el público vibró coreando el estribillo de la joven banda escocesa indie rock, que recientemente ha publicado su nuevo álbum «Cheeky for a reason«. En el escenario 2 Glasvegas comenzaban su actuación. Desde el primer acorde, tienen al público entregado, con un repertorio elegante y que demuestra el interés que han suscitado en Bono de U2, que los escogió para ser sus teloneros durante su gira escocesa. El día anterior habían tocado en Alhóndiga, dentro del ciclo de conciertos del festival que se ofrecieron fuera del recinto, en Bilbao. Se vivió una gran fiesta dentro del escenario gracias a la actuación de esta banda, que agradó a los seguidores y sorprendió gratamente a los que la desconocían.

Keane, uno de los principales grupos del día, comienza puntual su actuación a las 22:25 h en el escenario 1. Se puede describir de muchas formas la actuación ofrecida, pero se puede resumir como perfecta. Tanto el sonido como la interpretación, recreaban fielmente los discos de estudio. Han realizado una selección muy acertada de repertorio, intercalando éxito tras éxito sin llegar a aburrir, manteniendo siempre la atención del público, que perdía la noción del tiempo, disfrutando del momento. Sonaron temas como «Bend and Break», «Everybody’s Changing», «This is The Last Time» o «Is It Any Wonder?». De su último trabajo «Strangeland« extrajeron la apertura de la actuación con «You Are Young» y temas como «Silenced By The Night». El broche de oro llegó con el cierre, con la elección de «Crystal Ball», con la que se despidieron del público congregado en Kobetamendi.

Tras la soberbia actuación de Keane, el escenario 1 se preparó para recibir a Garbage, cabeza de cartel de la noche. El listón se había dejado muy alto, pero Garbage una vez más no decepcionó a sus fans. Sonaron contundentes, gracias a un sonido demoledor de guitarras, recrudeciendo la distorsión de sus producciones en estudio. Utilizaron sutiles bases de samples que proporcionaron un relleno que imprimía una mayor energía a cada tema. A partir de la cuarta canción, se produjo un punto de inflexión, a partir del cual Shirley Manson se quitó las plataformas y se mostró muy cercana al público, permitiéndose incluso comentar alguna anécdota que le había sucedido con el servicio de lavandería del hotel en el que estaba hospedada en Bilbao. Su semblante transmitía alegría y convencimiento de que estaba disfrutando con la actuación y con la calidez del público allí congregado. Temas como «Blood For Poppies», «Stupid Girl», «I Think I’m Paranoid» o«Automatic Systematic Habit» sonaron con fuerza haciendo de éste un concierto memorable. Como anécdota, comentar que se produjo un fallo de sonido durante menos de un minuto que se hizo eterno, dejando de sonar el grupo hacia fuera. Una vez fue resuelto, el grupo continuó con su actuación, que no detuvo en ningún momento a pesar del contratiempo.

En resumen, BBK Live se consolida en su 7ª edición, si es que no lo había hecho ya en la edición  anterior con más de 100.000 espectadores, dejando el listón muy alto para el año próximo, tanto a nivel de organización como de calidad de grupos incluidos en cartel.

Como punto positivo: queda menos de un año para la siguiente edición!

 J. G.

Fotografías, BBK Live.

Share

Tags:

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment